Gerarda la mutante es un cuento disidente. Cristian Molina, insiste en todas las páginas del libro con este rasgo, introduciendo el lenguaje inclusivo.

Utiliza un lenguaje y un vocabulario que se encuentra en el medio de dos esferas situadas amargamente en los extremos del campo literario. Por un lado, la “escritura compleja”, con un vocabulario rico en tener que leer con un diccionario al lado y aquella escritura que se la simplifica tanto a lxs lectores infantiles que siempre está cerca, y muchas veces lo hace, de  tratarlxs como tontxs.

Molina, además desplaza a lxs padres del lugar de “progenitores propietarixs de lxs hijxs”, ese lugar de “tomadores de buenas decisiones”, poniendolxs en jaque y otorgándoles a lxs niñxs autonomía absoluta en las decisiones tomadas ante los problemas que enfrentan. El problema: padres que no pueden aceptar a su hija mutante y una sociedad normativa.

Gerarda, la personaje principal, comienza a vagar sola porque ni en su casa sus diferencias son aceptadas. Sin embargo, Gerarda encuentra otro concepto de familia, que depende los contextos puede ser mucho más sana. Aquella nueva familia son sus amigxs nuevxs y mutantes, descubriendo así  que el hogar familiar no lo es todo.

Otro elemento disidente dentro del relato se manifiesta cuando aparece la mutante definida como que “antes era nene y ahora es nena”. Una actitud empoderadora de parte del autor que plantea la visibilización de las disidencias tan negadas en lxs niñxs. Desplazándose así mismo del lugar enfermizo de autor moralista y paternalista del que abunda la literatura infantil.

Ahora bien, me pregunto si para trabajar la ESI con niñxs en las escuelas tendremos que pedirle a Libros Silvestres que siga editando a lxs autorxs  que vienen con estas nuevas propuestas y más en el campo literario infantil, el más censurado y controlado por lxs adultxs.

Escribe: Giuliano Biribin

Posted by:Giuliano Biribin

Nacido en los suburbios de un hospital público y declarado de "interés cultural" al ser el primer bebé rosarino de 1997, me propongo hacer algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *