¿Qué pasa en Chile?

Todo comenzó hace cinco días con el aumento de tarifas del metro de Santiago de Chile, uno de los subtes más caros de la región, incluso más caro que el subte de Nueva York. Los estudiantes organizaron evasiones masivas del boleto en protesta y en respuesta, el gobierno estatal desencadenó una brutal represión que avivaron aún más las protestas del pueblo. Porque en realidad, esto no comenzó solamente por un aumento de tarifas, sino por un saqueo sistemático y prolongado hacia el pueblo chileno que remite desde los días de la dictadura de Pinochet. Como nos comenta Javiera Suárez Tapia, “ya no es democracia es la viva dictadura de Pinochet disfrazada en Piñera, haciendo énfasis que todos los del Gobierno actual son familiares de los mismos torturadores del 73”.

En Chile, el descontento social que vemos en las calles a través de redes sociales, porque los medios hegemónicos de comunicación responden a los intereses de Piñera, es producto de décadas de abuso hacia el pueblo chileno. Educación universitaria privada, servicios como luz, agua, transporte con tarifas altísimas, sueldos bajos para la mayor parte de la población y altos para los funcionarios del gobierno, además de evasiones de impuestos y fugas financieras. El gobierno no respondió ni responde a los intereses de su país, sino que ante las protestas pretende someter aún más a un pueblo que está determinado en hacerse escuchar. Su respuesta es toque de queda y un pase libre para que los carabineros detengan, secuestren, torturen, maten y violen.

Secuestro de dirigentes estudiantiles en sus domicilios. Ya se encuentran liberados.

 

Javiera Suárez Tapia nos envía un video grabado desde su casa en comuna de Recoleta, al norte de Santiago de Chile que nos muestra lo está sucediendo cada noche.

 

 

También nos llega un video sobre cómo carabineros intentan fusilar a dos personas retenidas.

 

 

Hasta el momento se contabilizan 2643 detenidxs, 113 civiles lesionados y 18 muertxs. Recién en el día de ayer (23 de octubre), el Gobierno entregó algunos nombres de los muertos por la represión: Alexis Núñez Sandoval (niño de 4 años), Romario Veloz, Kevin Gómez, José Miguel Uribe Antipán y Manuel Rebolledo Navarrete. Los 13 restantes todavía permanecen anónimxs.

También en el día de ayer Piñera prestó declaraciones en las que pidió perdón por sus dichos (recordamos que días atrás denominó “guerra” al derecho a manifestarse del pueblo chileno) y en las que anunció un paquete de medidas económicas paliativas. Sin embargo, luego de las violaciones a los Derechos Humanos que se han cometido en estos días y el saqueo económico de décadas, las manifestaciones se mantienen a lo largo de Chile, sumándose la convocatoria de los sindicatos a una huelga de 48 horas.

#FUERZACHILE

#FUERAPIÑERA

Compartí en las redes!