Nadie reza x nosotr&s: Himiko

 

It’s like a jungle sometimes and makes

me wonder how i keep from going under

The Message

 

It seems we lose the game

Before we even start to play

Lauryn Hill

 

 

No encuentro mejor manera para empezar a escribir sobre Himiko que hacer una referencia al videoclip de Everything is Everything de Lauryn Hill. El video comienza de la siguiente manera: la narrativa visual abre con una púa de tocadiscos girando por la ciudad de Nueva York como si ésta fuera un gran vinilo. La imagen es perfecta y resume no sólo el tema de la artista sino un imperativo muy presente en el Hip Hop: narrar todo (Everything) lo que ocurre tanto dentro como fuera del propio ser. Lauryn pregunta quiénes fueron los que hicieron las reglas de este mundo, esta suerte de realidad que compartimos. La canción prosigue aludiendo a diferentes búsquedas espirituales como el cristianismo y el islam, entre medio de estas referencias es inspirador prestar atención al status en el cual ella se pone como rapera y mujer. “Soy más poderosa que dos Cleopatras”, “Grafitiaré en la tumba de Nefertiti”, “Mis rimas son tan pesadas como la mente de la hermana Betty”. Esta última lirica hace referencia a Betty Shabazz quien fue una activista por los derechos de la comunidad negra y profesional recibida en administración educativa que, tras la muerte de su esposo, Malcon X, siguió sosteniendo su militancia al mismo tiempo que estudiaba su carrera y criaba a sus seis hijas.

 

En Doo Woop (That thing) Lauryn les habla directamente a sus hermanas y advierte que perdonar a una pareja que no aprende, forzar un estilo de vestimenta o ciertas actitudes por el hecho de impresionar, es inútil.  “Hermana”, dice, “no seas una piedra cuando en realidad sos una gema”. Lauryn en sus barras luego busca desenmascar a los tipos que, por tener un poco de plata en manos, se creen ricos y con el derecho de sobrepasarse con cualquiera. “Rápidos para eyacular, dejen de actuar como nenes y sean hombres”. También pone en evidencia la falta de responsabilidad del padre en la crianza de los niños, dejando todo el laburo a la madre hasta el punto de no pasar dinero. De esta manera alza su voz Lauryn Hill como otras muchas raperas en lo largo de la historia. Mc de barras duras, supo hacer frente a muchos cuestionamientos. En su momento, se la cuestionó mucho por su decisión de participar en el cine. Y siempre, todo cuestionamiento lo supo responder a través de una instrumental, rapeando.

 

Motivad& por la necesidad de distinguir un territorio, la zona por donde pasa la vida, l& raper& hace un ejercicio de reconocimiento. Piensa esta es mi realidad, mi calle, mi barrio, mis vecinos, mis amigos, mis amores. También se desdobla: además del nombre que aparece en mi DNI soy raper, tengo otra identidad, un nuevo propósito. Este propósito puede ser el reconocimiento, la búsqueda de una conciencia colectiva o el impulso de festejar y celebrar en medio de la catástrofe. Recordemos el inicio del Hip Hop. El germen de esta cultura comenzó en Bronx en la década del 70, cuando la crisis que sufría este barrio de Nueva York terminó por llevarse al 40% de la población dejando bloques de edificio prácticamente vacíos, en ruinas por la pobreza, las drogas y la violencia. En medio de este panorama de muerte, los jóvenes afroamericanos, principales víctimas de esta catástrofe, comenzaron a reunirse en esos edificios abandonados con el propósito de divertirse. Ante la imposibilidad de ir a los lujosos clubs de música disco, la tendencia de ese momento, la oportunidad de pasarla bien y expresarse surgió de unas fiestas improvisadas donde Kool Herc auspiciaba de DJ y la historia, como reza uno de los temas que hizo sonar en esa primera fiesta, acaba de comenzar.

Seguramente en nuevas ediciones vamos a profundizar sobre la historia de Kool Herc y esas primeras noches, pero traigo esto a escena para entender la impronta de celebración que tuvo el Hip Hop en sus inicios. Con los bailarines y DJs como protagonistas, l&s hoy conocidos raper&s eran conocidos más como presentadores que como la figura central que ocupan hoy en día. La función de ell&s era animar la fiesta con rimas, hacer que el clima se mantenga arriba y que la vergüenza quede atrás para dar lugar al ritmo del break. La idea de grabar temas llegó recién con la salida de Rapper’s Delight en 1979, Un rap de 14 minutos hecho por Sugarhill Gang, un trio de Nueva Jersey formado por una discográfica que vio el potencial del sonido que se estaba generando en las fiestas del Bronx. La visionaria fue Sylvia Robinson, jefa de Sugar Hill Records, quien luego se relacionó con otro DJ precursor de la cultura, Grandmaster Flash el cual no podía entender que ese happening barrial tan suyo y de sus hermanos podía ser comercializado. El contacto del Hip Hop con la industria musical ocurrió en este hito. A partir de este punto, el MC comenzó a tener una figura central y las rimas comenzaron a cobrar importancia y con Grandmaster Flash and the Furius Five ganaron el poder de trasmitir una realidad, de dejar el festejo de lado para hablar de la crudeza del vivir, sin intermediarios ni tapujos. Broken glass everywhere/ People pissing on the stairs, you know they just don’t care. Las estrofas de The Message arrancan de esta manera. Escribiendo el caos diario de los más olvidados. Los vidrios rotos, la gente meando en las escaleras y la imposibilidad de cambiar las situaciones por el hecho de no tener la posibilidad económica para hacerlo. Una mujer mayor que vive en la calle por no poder ejercer más la prostitución, El hermano del narrador que le roba el televisor a la madre para comprar droga, boletas sin pagar, inflación. El King Kong de Neón sobre los hombros como metáfora de una Nueva York destruida que nadie quería enfrentar, pero tod&s padecen.

De esta manera popularizó el Rap con mensaje.

Himiko, artista de San Nicolás viene de esta escuela. En el micrófono ella planta versos repletos de conciencia en relación a la vida del barrio y a su condición histórica como mujer. Carrera contra el tiempo y paranoia explicita/ miradas sospechosas necesarias críticas, en Cacería de Brujas la rapera resume el maltrato y el peligro que sufren las mujeres en las calles, recrea el paso crítico del tiempo cuando, estando sola en la noche, un desconocido aparece provocando una sensación de peligro e impotencia. En la parada ya vendrá la luz del alivio/ pero alguien más vio a ese hombre o es delirio?, la luz es un resguardo que no dura mucho y hasta la expone más, recién la narradora de este rap siente un alivio aparece cuando otra mujer aparece Como si fuéramos panas/ cruza la calle calmada. La canción concluye con el grito SE VA A CAER tan resonado como proclama de la lucha feminista.

Estoy en el side correcto así que no me hago drama, asegura Himiko en 110. Su tema más hardcore, en donde se ve su autoridad y su confianza. Girl Power Bitch, Girl Power, las barras de este tipo de rap son más agresivas, firmes; son la contracara de la violencia que l& raper& sufre. El rap Hardcore es una detención del círculo vicioso de la muerte y la oportunidad de verbalizar, hacer de la poesía escudo y espada a la vez, es decir, una muestra de fuerza humana.  Gimme The loot, una de los temas más hardcore de The Notorious B.I.G, nos puede servir de ejemplo. La letra habla sobre un fenómeno de violencia que estaba ocurriendo en Brooklyn. Biggie relata su propia vida como ladrón, que esperaba a sus víctimas en la puerta de su propia casa con una pistola. Desde personas atléticas como jugadores de básquet hasta madres a las cuales le robaba joyas. El relato es crudo, otros son los motivos, pero Himiko relata el hardcore de otra manera, con la fuerza de querer ver a sus amigos bien, a defender por un mundo más justo; su hardcore es la fuerza de la empatía y las ganas de que tanto uno como los demás vivan bien. Lamentablemente, vivir parece más una oportunidad que un derecho inherente de nuestra existencia. Némesis, es una prueba de este sentimiento como uno de los motores principales de la escritura de nuestra rapera. Imposible no emocionarse con este tema. Con una voz firme y desgarrada en la vez, Himiko concluye con este verso: “La vida es un viaje para mentes sin fronteras”.

Solos, por su parte, es un manifiesto del presente. En sus palabras, la rapera decide poner al descubierto el aspecto más amargo de nuestras calles. Recurre a la denuncia y exige respuestas. A su corta edad, no teme en decir las cosas tan cual como son. No hay reservas ante su desprecio al anterior gobierno de nuestro país y acusa a sus militantes como seres llenos de indiferencia y carentes de toda crítica social. Las calles de tierra son trincheras de guerra y el hogar se siente como un contenedor de buenos recuerdos a pesar de que no haya  ni para comer. El deseo de contar todo, de que la voz sea una ventana al caos diario pero que a la vez haya oportunidades para divertirse. Esta libertad es la que Himiko forma con sus letras, la libertad como ejercicio colectivo. Quizás no haya un camino claro que solucione las cosas a corto plazo, pero al menos las preguntas están ahí, luchando contra el silencio y explotando en el papel o en la pantalla del celular. Estas son las preguntas de Himiko.

¿Con que se alimentan cuando no hay para comer?

¿Qué los impulsa cuando no hay nada en que creer?

¿A quién abrazan cuando el mundo está ausente?

¿Qué será de su futuro si para ellos no hay presente?

 

En febrero de este año, tuvimos el placer de encontrarnos con Himiko y hacerles algunas preguntas que van a salir en conjunto con esta nota, pero en formato de video. “La música está en todos lados” comienza diciendo ella en una tarde soleada en el Parque España. Su madre, una suerte de primer dj, le dio el primer chispazo con Phil Collins, Genesis, María Elena Walsh, Spinetta. Luego con la llegada de Internet en casa llegó Cancerbero, por ende, el rap. El deseo de hacer rap con mensaje, rap conciencia, fue gracias a la literatura y el paso de la escuela secundaria a la Facultad de Psicología. Ya en la universidad las cosas cambiaron: Himiko comenzó a militar en barrios y sintió el quiebre con su crianza y la sobrevivencia de los que menos tienen. “No es que haya vivido en una mansión, vengo de padres trabajadores, pero de más grande pude comprender más mi entorno. Además, siempre tuve un fuerte sentimiento de empatía con las personas. Por ejemplo: de chica buscaba en YouTube videos de los conflictos de medio oriente y me ponía a llorar”.

Entre otras cosas hablamos también del espacio que tienen las mujeres en el rap. “Yo empecé yendo a las competencias y éramos solo tres pibas”. Para Himiko dentro de la cultura local se mantienen dos actitudes que son nocivas para el crecimiento de las pibas. “Si no te ningunean porque te creen incapaz, te apoyan por demás porque te ven como una persona indefensa”. Nuestra rapera duda si realmente hay un respeto real. Sin embargo, no deja de celebrar el potencial y el amor de pibas como Noma, Big Mess, Latin Loba que “siempre entregan una vibra positiva y contagian las ganas de seguir tomando el espacio que nos merecemos”. Uno de los últimos eventos de la ciudad fue Empoderadas al Mic, evento hecho completamente por mujeres. “En Empoderadas me sentí re cómoda porque éramos todas mujeres. Fue un momento sororo re lindo”. Himiko finaliza mirando llamando a todas las chicas que quieran sacar su material y no se animan, que se contacten con ella que está dispuesta a que sean más voces las que se levanten.  “Que se animen” dice ella con una alegría pese a los nervios de ser entrevistada. Himiko admite que es tímida pero sus letras hablan 500 veces además de la suya. La fuerza de sus letras, su conocimiento y empatía, hacen de ella una de las voces más sinceras y auténticas del presente.

Compartí en las redes!