Una especie invasiva

Una corriente de data

Máquinas

Máquinas

Ciertos mecanismos siempre andan

en los espacios abiertos de la vida.

Inevitable es que abrumen, que ataquen,

imposible alejarlos por mucho tiempo

 

Mecanismos, parte de máquinas,

como ríos de un mar inmenso

y la tierra de un oceano desafiante

que empujan las horas, los llantos, las voluntades

 

Quieren conducirnos a donde deseen

cada voluntad es irrelevante, los designios inconsecuentes.

Siempre ha sido así, tal vez hoy más que nunca

pero algo hay, debe haber, tras el velo

 

Luchar es quien eres, soñar lo que puedes, y amar lo que queda.

Abismos infinitos se extienden alrededor, incluso de estas máquinas

Pero el todo siempre será un círculo, el que te apuntala y empuja

hasta que algo vuelve a empezar

 

No te equivoques.

Esperanza, como el agua en tu interior

antes y despues del fuego

tu única casa

Cinco poemas de Ivan Taylor.

ACACIA DE CONSTANTINOPLA

Entro a la cama como a un río,

de noche, murmullo de río.

Noche azul, río marrón de tierra,

más olor que río, más frío que color.

La vegetación me despide en las orillas.

 

Voy llorando en silencio

Piso el fondo oscuro de piedras y barro

persigo a mi madre por el campo.

La noche es más negra en el campo

porque fue terreno de juegos esa tarde.

 

Y después saltas el alambrado berreando como un ternero

lamidas las piernas por los cardos

llena la remerita de amores secos.

Entre los dedos de los pies

los cuernos del diablo, cascotes y la sensación

de la víbora o del gato callado.

Un ser raro y un poema (Juampi Uh)

Un ser raro

Se levantó de una manera tan ágil, que terminó en cuclillas junto al gato que estaba durmiendo siesta arriba de la heladera,

fue tal su sigilo que el gato siguió soñando,

miró fijamente una partícula de polvo de miles que revoloteaban en el inmenso espacio del living donde pululaban, es decir, se dejaban ver gracias a la persiana vieja, insostenible, verde y resquebrajada que se encuentra ahí, cerrada.

Pensó, además, que la ventana junto con la persiana existen desde hace mucho, mucho más, que la puerta que da ingreso a esa parte del cuchitril inmenso.