¿Quiénes somos? ¿Qué es Camalote?

Camalote o Eichhornia crassipes es una planta acuática originaria de las aguas dulces de las regiones cálidas de América del Sur. Tradicionalmente es usada como planta medicinal, fertilizante de suelos y decorativa. Fuera de su nicho se la considera como una especie invasora.

Adoptando a la planta acuática como representante, Camalote es una revista que nació del interés colectivo de poder comprender, intervenir y visibilizar la diversidad que presentan los movimientos artísticos y sociales de nuestro presente. Desde el vamos nos enfrentamos a aquello que se nos impone como norma a la hora de entender nuestros cuerpos y nuestras vidas. Celebramos a aquelles que con su expresiones promueven la nueva visión que se está gestando desde este punto de vista; donde se resiste a un sistema imperialista y heteropatriarcal que nos conduce hacia la creencia de que solo existe una identidad posible y una única manera de transitar y sentir la vida, invisibilizando e ignorando de esta manera la diversidad.

Los Camalotes son hostiles a la hegemonía y brillan sobre el pantanoso canon de las élites. A diferencia de otras plantas acuáticas, este Camalote no nada en los ríos de la nostalgia. En cambio busca nuevos canales para navegar.

Camalote quiere romper, difundir y comunicar. Tirar las bases que nos constituyen para dar lugar a la construcción colectiva de nuevas estructuras, blandas y maleables. Fluir como un camalote y nutrirse del entorno para ser.

¿Quienes son los encargados de sostener este Camalote?

Camalote está compuesto por un grupo de jóvenes estudiantes de distintas áreas artísticas (Letras, Artes Visuales, Diseño Gráfico, Arquitectura, Trabajo Social y Fotografía) que hace un año empezó a moverse para concretar este proyecto. Dando pasos pequeños y avanzando sobre suelo desconocido pero con el firme objetivo de generar un cambio disidente, fluido y expansivo en cuanto a la escena artística. Uniendo las diferencias y complementándose concretaron fiestas, ferias, la publicación digital y la primera edición física de la Revista Camalote.